Programa N° 73

Emitido el 24 de Octubre de 2003

Interviene  Émilie Kuczynska
 

Zaragoza en Polonia

Napoleón fue reclutando a lo largo de los años a numerosos soldados de nacionalidades muy distintas. En general, se trataba de pueblos que tenían algo que agradecer al Emperador por haber derrotado a sus opresores. Es el caso de Polonia, desmembrada a finales del siglo XVIII entre Austria, Prusia y Rusia, todos ellos enemigos de Napoleón. Por ello hubo un buen número de unidades polacas en los Cuerpos de Ejército franceses en España. Especialmente destacada fue la intervención en la carga de Somosierra, pero también en Zaragoza tuvieron un importante protagonismo.
Los polacos tenían, y siguen teniendo hoy día, sentimientos enfrentados ante su actuación en España. Por un lado, están orgullosos de ella, pues combatieron muy bien y, en palabras de Napoleón, “ganaron su independencia”. Por otro, admiran el afán de los españoles al luchar por su tierra y sus costumbres frente a un opresor; a fin de cuentas, lo mismo que pretendían ellos.

Tal admiración puede comprobarse en el Museo del Ejército de Varsovia, donde la sala dedicada a las campañas napoleónicas está presidida por dos cuadros: La carga de Somosierra y La conquista del convento de Santa Engracia.

Jan Suchodolski. El coronel Chlopicki levanta su sombrero al ocupar el convento de Santa Engracia (Zaragoza), el 27 de enero de 1809. (Museo del Ejército, Varsovia). Entre los defensores se ve al Tío Jorge con su característico sombrero, a pesar de que ya había muerto meses antes.

El IX Premio Literario de nuestra Asociación fue concedido a Wieslaw Felix Fijalkowski por La intervención de tropas polacas en Los Sitios de Zaragoza. Lo editó la Institución Fernando el Católico en 1997.