Programa N° 99

Emitido el 28 de Mayo de 2004

Interviene Juan Carlos Cortés
 

Música de Los Sitios

Los Sitios de Zaragoza tuvieron su repercusión en todos los ámbitos de la vida, cultura incluida. Y dentro de ella, la música no podía ser menos. Así, y tras un primer momento, las canciones que expresaban el odio o la sátira contra los invasores fueron sustituidas, después de la guerra, por composiciones grandiosas, marchas de carácter militar, sinfonías y óperas.

Tal es el caso de La Marcha de Palafox, de cuya partitura se conserva un fragmento (¿quizás para hacerla sonar en el Segundo Centenario?), o los Sitios de Zaragoza, sinfonía compuesta por Oudrid. O también esa ópera no estrenada y que con libreto de D. Benito Pérez Galdós se compuso para el Primer Centenario.

Pero los Sitios calaron mucho más hondo, en el sentimiento popular que los llevó al folklore y a la Jota de Aragón: “La virgen del Pilar dice / que no quiere ser francesa...”, “De Huesca Ramiro el Monje... y de la Inmortal Zaragoza / la Agustina y el Tío Jorge”, “A la Inmortal Zaragoza...” “Ya puedes estar ufana... Calle de la Independencia”.

Y cerramos este ardor popular recordando la zarzuela “La Dolores”, cuando en esa Jota ya universal y cantada por los mejores tenores que ha dado el solar hispano (Fleta incluido), se acaba recitando “...lanza rayos en la guerra... que morir sabemos quiere decir que vencer debemos o bien morir”.