Programa nº 14

Emitido el 19 de abril de 2007   

Interviene  Gonzalo Aguado

 

 

GLORIETA SASERA

 
 



Reducto del Pilar. Hoy, Glorieta Sasera.

 

El monasterio de Sta. Engracia estaba situado en un extremo de la ciudad, formando un vértice en los límites de la ciudad.  (en lo que hoy en día es la plaza Aragón)  El mismo Napoleón, al examinar los planos de Zaragoza había señalado que se debía atacar precisamente por ahí.

Por dicho punto, el 4 de agosto, durante el primer Sitio los franceses abrieron una brecha y penetraron en la ciudad.

El Reducto del Pilar se construye antes del segundo Sitio para proteger el punto más débil del perímetro defensivo de la ciudad. (En lo que hoy es la Glorieta de Sasera). Formaba un fuego cruzado con el Monasterio de San José (que también era un reducto defensivo externo a las murallas de la ciudad). El coronel Sangenís organizó las obras de fortificación.

El reducto tenía una forma pentagonal y estaba hecho de adobe. Rodeado por una zanja de 3 metros de altura que comenzaba y terminaba en la Huerva.

 
 
 

Recientemente se han hallado restos arqueológicos de otro reducto similar que protegía el puente de la Muela por D. Jose Antonio Pérez Francés  (diploma de honor de la Asociación 2007). Estos restos nos pueden ayudar a imaginar como eran este tipo de reductos.

Dentro defendían la posición 400 hombres, con ocho cañones, al mando del coronel Domingo Larripa. Entre los defensores se encontraban:  Rafael Maroto, (que llegaría a ser uno de los más importantes generales carlistas) , Fernando García Marín (notario y famoso guerrillero que acosó a los franceses en la parte francesa de los Pirineos) y el capitán Mariano Galindo de los Voluntarios de Aragón .

Clavaron un famoso rótulo con el siguiente lema: REDUCTO DE LA VIRGEN DEL PILAR INCONQUISTABLE POR TAN SAGRADO NOMBRE, ¡ZARAGOZANOS, MORIR POR LA PATRIA O VENCER!

Los franceses comienzan el 2º Sitio el 21 de Diciembre.
Empiezan el siguiendo los procedimientos de Vauban por medio de paralelas y  aproches (trincheras en Zig-Zag).
Se aproximan por Sagasta, antiguo camino de Torrero, emplazan una batería en el cruce con la Avda. Goya. y otra en la esquina con la calle Bolonia

 


Actualmente se recuerda la defensa de este punto con el grupo escultórico de Federico Amutio

 
 


Instantáneas aragonesas desde comienzo de siglo.
Publicación de la Caja de Ahorros y MP de Zaragoza, Aragón y Rioja, 1982.
Página 159.

Obelisco homenaje al reducto del Pilar. Diseñado
por Ricardo Magdalena, con dos inscripciones.
En la superior:
"! Zaragozanos!: por la Virgen del Pilar.
Morir o vencer 1808."
Más abajo se leía:
"A los heroicos defensores del reducto del Pilar.
Primer centenario de Los Sitios. 1908."

 

El día 9 comenzó un bombardeo general, más de cien cañones franceses abrieron fuego sobre todo contra los reductos.
A las pocas horas la mayor parte de la artillería del reducto quedó desmontada…
El 12 de enero cayó el Convento de San José en el que se apoyaba la defensa del Reducto del Pilar.

El bombardeo continuó los días 13 y 14. Los defensores fueron diezmados. Los muros del reducto se desmoronaron y se cegó en gran parte la zanja.
La noche del 14 los defensores prepararon una mina delante del fortín que no logró repeler el ataque francés.
Los últimos defensores pasaron a la orilla de Sta. Engracia y  el último fue Domingo Larripa, que voló el puente sobre el Huerva no sin antes retirar el famoso rótulo.

Una vez ocupada la ciudad los franceses desescombraron los restos del famoso reducto.
El paseo las Damas recibió este nombre porque durante los años de la ocupación  las mujeres de los soldados franceses paseaban por ese camino arbolado.

100 años después, el 29 de enero de 1909 se inauguró en la glorieta de D. Ricardo Sasera un obelisco conmemorativo, obra de Ricardo Magdalena.
Fue sustituido posteriormente por una escultura en bronce de Federico Amutio titulada “Por la patria. 1808”. Junto a la escultura se pusieron dos cañones de época a tamaño reducido que son actualmente lugar de citas habitual para los Zaragozanos.