Programa nº 24

Emitido el 27 de marzo de 2008  

Interviene: Gonzalo Aguado
 

FELIPE SANCLEMENTE Y ROMEU
 

  Nació el 1 de mayo de 1758.
Comerciante y natural de Barbastro, estaba avecindado en Zaragoza mucho antes de la invasión francesa, puesto que en 1802 pertenecía al Ayuntamiento como Diputado del Común.

En el primer asedio, Palafox le designó el cargo de vocal de la Junta Militar, sacrificó sus pertenencias para los gastos de la defensa, tomó parte personal y activa en las luchas del 1° Sitio hasta el 5 de agosto 
de 1808, en el cual, rechazando un ataque en los jardines del Conde de Fuentes, resultó gravemente herido, quedando inutilizado para el combate.La desgracia de Sanclemente fue muy sentida por todo el vecindario, siendo visitado varias veces por la Condesa de Bureta, y los generales Doyle y Palafox.

Palafox, certificó los servicios de Sanclemente, en dicho documento se expresa de la herida sufrida por D. Felipe:
« fué un balazo que le atravesó la rodilla, de cuyas resultas habiendo padecido mucho y estando á la muerte, se ve en el dia obligado á andar con dos muletas: que á pesar de esto, habiéndose rendido Zaragoza el dia 21 de febrero de 1809, se fugó con su mujer de esta ciudad y anduvo errante por las provincias libres de España hasta que pudo refugiarse en Cádiz. En cuya ciudad fué notorio su patriotismo y celo por la causa que ha defendido la Nación.»  -Documento con fecha de 6 de diciembre de 1815-

                                  

Ya en Cádiz busco consuelo a las penas de la emigración escribiendo algunos ensayos, en los cuales dio pruebas de que si quedó cojo, no era manco para la literatura satírica y pendenciera de aquel tiempo.
Terminada la guerra y de regreso a Zaragoza (1813), los ciudadanos pidieron se le concediese un destino adecuado para la subsistencia del invalido Sanclemente, y en efecto, respondió el gobierno, D. Felipe fue nombrado administrador de aduanas de Zaragoza, sin embargo poco le duró su destino, falleció dos años después, realizándose una vez más la desdicha de recibir mala paga por buenos servicios

Biografía obtenida del libro "Obelisco Histórico" del general de brigada  M.Salas.

 

Precisamente en la calle Sanclemente fue  herido mortalmente el general Lacoste mientras dirigía el ataque inmediato a la explosión de un edificio cercano minado por los franceses.

Hay una placa en el edificio que está en frente de la calle Moneva que conmemora esta hecho.

La muerte del General Lacoste supuso una verdadera conmoción en las filas francesas, por tratarse de un acreditado jefe de Ingenieros, apreciado por sus tropas y amigo personal del Emperador. La muerte de ninguno de los varios miles de caidos franceses muertos durante los Sitios tuvo, ni remotamente, la repercusión de éste, hasta el punto de que Napoleón expresó públicamente su dolor por tal pérdida y que su nombre fue grabado en el arco de triunfo de París; su busto en mármol pasó a figurar en la galería de los héroes, en el Palacio de Versalles.

General, Coronel de Ingenieros y Ayuda de Campo del Emperador Napoleón, participó en los asaltos de El Cairo, San Juan de Acre en Siria y Gaeta en Italia; se distinguió en Friedland, donde fue herido, y en el Sitio de Dantzing (III-V-1807). Conde del Imperio desde junio de 1808, participó en los dos Sitios de Zaragoza, hasta su muerte.